VERSIONES de la canción SUEÑOS DE JUSTICIA, que da nombre al grupo........

....Al cumplirse nuestra Mayoría de Edad  (enero de 2003 - enero de 2021)

Muchas gracias a todos los que estáis participando.                                      Que el Señor os bendiga con Su Paz.

Versión instrumental, sonido de chello, interpretada por Jorge Ferreres, del Cuarteto Suites.

Familia FERNÁNDEZ IBÁÑEZ, de Toledo, que como nosotros comparte su experiencia creyente desde la música.

Versión de Ala Galera y Emilio Morales, matrimonio residente en Salteras (Sevilla), nuestro arreglista y amigo. BDO Estudio.

Versión de Teresa Jiménez Robledo, de Talavera, en dibujos.

"Sueños de Justicia" interpretada por el Equipo P. de Música de Quintanar de la O. (Toledo).

Versión de Gustavo Corrochano, residente en Talavera, abogado y amante del Rock, deseoso de transmitir la fe en Jesucristo a través de la música.

Versión de Gonzalo Mazarrasa, sacerdote, actualmente en la diócesis de Oviedo. Cantautor al Dios de la Vida y a Su Madre, María.

Versión de Chito Morales, del grupo musical Brotes de Olivo. 

Versión por Alfonso Ramos Moreno, residente en Toledo, catequista y salmista del Camino N.

Versión cantada por Hermana Carmen, de las Siervas Guadalupanas de Cristo Sacerdote, en nombre de toda la Comunidad.

Versión de José-Miguel Seguido, casado, profesor y cantautor cristiano.

 


Evangelio de San Mateo 6, 25-34

Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?  Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida?  Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe?  No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos? Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio afán."